Ésta es una de las preguntas que prácticamente cualquiera que estudia un idioma se plantea antes de contratar a un profesor o decidir si va a una academia o a otra, y la verdad es que, después de leer este artículo de El Confidencial sobre la defensa de los profesores bilingües, nos reafirmamos en nuestra forma de verlo.

En Iberlingva siempre hemos defendido que un profesor bilingüe es igualmente – e incluso mejor profesor de un idioma diferente a su lengua madre – que alguien nativo.  No queremos decir con esto que no haya buenos profesores de inglés nativos, pero creemos que ser profesor bilingüe tiene muchas ventajas para el estudiante e incluso para el profesor. Os dejamos los  tres puntos claves que mejor explican el por qué:

1) El hecho de que sea bilingüe puede percibirse como algo aspiracional y estimulante para los alumnos. Es decir, si tu profesor bilingüe es español y tiene un nivel de inglés excelente, hace creer al alumno que también puede ser capaz de adquirir ese conocimiento y fluidez de la lengua.

2) El profesor bilingüe, empatiza con el estudiante porque él ya ha pasado por eso mismo. Puede parecer algo trivial, pero cuando alguien ha recorrido un camino antes que  tú, sabe dónde están las dificultades y cómo solventarlas.

3) Hay dificultades en el aprendizaje de un idioma inherentes a un idioma en concreto que no se presentan en otro idioma. Por eso, compartir la lengua madre con el estudiante permite al profesor explicar normas gramaticales y vocabulario comparando con su lengua materna.

¿Cual es tu experiencia? ¿Para ti es un factor determinante que el profesor sea nativo?

¿Es mejor un profesor nativo que uno bilingüe?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *